viernes, 19 de diciembre de 2014

18:52 - No comments

Reencuentro

Quizá era esa angustia que produce saber que se está perdiendo o ya se perdió a alguien que te importa tanto, que es un eslabón importante en tu cadena. 
Quizá era el miedo de saber que estaba por quedarme sola. Que estaba por enfrentar mi más grande temor. LA SOLEDAD.

Quizá era que esa angustia se volvió dolor y me convirtió en una egoísta.
Viví encerrada en la oscuridad tanto tiempo, pero tanto, que al momento de verme al espejo yo misma me asustaba, esa no era yo. No me encontraba, y cuando se pierde uno mismo, se pierde TODO.
Me sentía tan decepcionada por todo que no era capaz de ver que mi cadena, aunque incompleta, aún existía.

Me estaba auto destruyendo y nada me importaba.

Todos se preocupaban al verme perdida, trataban de llenarme de amor y yo no podía corresponderles, fui tan torpe.
No me sentía bien, me dolía ver cerca a alguien que sentía tan lejos.
Encerrada en mi mundo, no era capaz de ver más allá, por muy evidentes que fueran las señales.
Me sentía así, sobre todo porque no entendía nada, estaba confundida, me volví nada en segundos.

Y al fin, después de muchos días de sombras y oscuridad, la luz volvió a mi vida, lo que estaba mal se arregló y el sol volvió a salir, lo volví a ver. Y lo más importante, al ir al espejo. ME ENCONTRÉ, esa soy yo. Sentí un gran alivio y la felicidad me desbordaba, mi vida estaba completa y mi cadena volvía a ser la más hermosa de todas. Volví al mundo que es mío. Volví a sentirme completa.

Fue el reencuentro más hermoso que tuve. EL REENCUENTRO CONMIGO MISMA.

Hoy puedo afirmar que soy la misma de antes, pero con más enseñanzas en el historial de su vida. Y soy feliz con eso.

GRACIAS POR ESTAR, Y GRACIAS POR AMARME INCONDICIONALMENTE ♥

Mi corazón está feliz :)