lunes, 28 de octubre de 2013

22:26 - No comments

¿Por qué la gente CAMBIA?

Esta es una pregunta que nos hacemos, bastante seguido.

¿Por qué si conocemos una persona, de pronto comienza a actuar de manera diferente?
De modo que hasta creemos, "es otra".

Lo que realmente pasa aquí, es que mucha de la gente con la que nos topamos a diario, es doble cara.

¿A qué me refiero?

A que actúan de una manera, mientras evalúan cuidadosamente si les es conveniente sostener una relación "amistosa" con la persona en cuestión.
Aunque bueno, hay muchos otros a los que no les importan esas cosas y actúan, "secos", fríos y amargos ante TODOS.

Un día puedes conocer a alguien extremadamente agradable, hasta caer incluso en lo "escalofriante" de la experiencia y de pronto esa misma persona parece haber "cambiado" contigo.

La realidad es que no cambió, y lo que verdaderamente pasó fue que vio, que las cosas ya no iban por el rumbo deseado y se fue despegando de ti, sin motivo aparente y la mayoría de las veces se pone en tu contra.

En algún momento, todos actuamos por conveniencia, y nos encanta vivir de la apariencia.

Pero verdaderamente, la gente no cambia, se transforma en lo que realmente es, depende le convenga mostrar.
Debemos cuidarnos de esa gente que se va hacia donde va la corriente. SON PERSONAS PELIGROSAS.
Y generalmente, más falsas que como suelen decir "un billete de 3 pesos".

Los doble cara, son los que hablan bien de ti en tu presencia y te tiran el veneno en tu ausencia.
Y hay otros, que de plano no te van a tolerar.

En mi caso, es la última opción, pero en realidad me importa poco.
Si de encajar en una sociedad como esta trata, mejor mantengo distancia, no me interesa encajar, ni busco aprobación.

Yo solo soy YO.

Me muestro como mi esencia me lo dicta, no lucho por caer bien y a las personas que  caigo bien, aunque sean pocas, me alegro, pues puedo mostrarme como soy libremente, sin "temor" de ser cuestionada, pues es algo que ya conocen.

Y si me cuestionan, prefiero que sea por lo que soy antes que por lo que los demás crean.

Lamentablemente, debo lidiar con muchas personas de las doble cara y de las que no toleran, pero todo se equilibra con las personas que "me quieren" tal cual me muestro.

No tengo que aparentar y si tuviera que hacerlo simplemente no lo haría y me retiraría del juego.

La gente que logra pasar la prueba de "aguantarme" tal cual soy, tiene mi corazón...

Como punto final:
La gente siempre hablará de ti, sea para bien o para mal, depende de ti como lo tomes, pero si algo funciona, es tomar las cosas de quien vienen y no preocuparse por más.
Los doble cara siempre van a estar, tienes que jugar inteligentemente ante ellos, ser tu, no perder la esencia ni la AUTENTICIDAD.

Cuando se nos muestre una "verdadera cara" que no nos agrade o sea muy distante de lo que conocemos, tenemos que aceptar, aunque a veces nos duela mucho "tumbar del pedestal" a gente que queríamos pero que realmente no vale la pena.

Toma nota:
"LOS DOBLE CARA NUNCA CONSIGUEN LA FELICIDAD".

Tu sabes si quieres unirte a ellos o simplemente vivir siendo tu.

Te aconsejo lo segundo.






0 comentarios:

Publicar un comentario